domingo, 27 de noviembre de 2011

IMPORTANCIA DE LA HIDRATACIÓN LARÍNGEA

Por Marco Guzmán

Es común ver que dentro de un buen programa de higiene vocal los fonoaudiólogos y otorrinolaringólogos usualmente recomiendan beber cierta cantidad de agua al día, evitar ambientes muy secos, realizar vaporizaciones, evitar el tabaco, alcohol, cafeína y evitar el consumo de ciertos medicamentos. El objetivo de este conjunto de recomendaciones entregadas a los pacientes con alteraciones de la voz o incluso a personas con voz sana, es mantener una correcta hidratación de las cuerdas vocales y por ende preservar la salud de la voz.

El propósito de este artículo es responder la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las razones fisiológicas que sustentan la idea que hidratación de los pliegues vocales debe ser parte del tratamiento vocal?

La producción normal de la voz depende de en gran medida de una adecuada hidratación de las cuerdas vocales, la cual involucra una suficiente cantidad de agua intracelular (hidratación sistémica) y la presencia de agua en la mucosa de las cuerdas vocales (hidratación superficial).

Respecto a la hidratación superficial, es necesario recordar que las cuerdas vocales están cubiertas por una delgada capa de mucus (“líquido”) originada principalmente en los pulmones, la cual es impulsada por los cilios hacia la tráquea. Una vez que el mucus alcanza la parte posterior de la tráquea es impulsada hacia arriba a través de la glotis posterior y eventualmente sobre las cuerdas vocales actuando como un medio de lubricación y protección para éstas.

Los científicos señalan que este líquido sirve como una barrera física y biomecánica que protege los tejidos laríngeos de partículas y patógenos inhalados. La presencia de líquido en la superficie es útil además para mantener las características biomecánicas de la mucosa de los pliegues vocales en forma óptima, incrementar la eficiencia de la oscilación y promover una cualidad de voz normal.

Muchos estudios científicos en este ámbito se han enfocado en conocer como la hidratación o deshidratación influencian el mecanismo vibratorio de las cuerdas vocales y por ende la salud de la voz.
El elemento más importante que explica todos los cambios en la voz de una persona cuando no mantiene una buena hidratación, tiene relación con la viscosidad de los tejidos superficiales de las cuerdas vocales, entendiendo como viscosidad la medida de resistencia al flujo.
Unos de los aspectos más estudiados es la relación que existe entre la hidratación, y el umbral de presión de la fonación. Este umbral es la presión subglótica mínima necesaria para poder iniciar o mantener la fonación y es considerada una medida no invasiva para detectar cambios en la viscosidad de la mucosa de las cuerdas vocales. Además, el umbral de presión de la fonación es una medida objetiva de esfuerzo fonatorio, osea, a mayor umbral de presión de la fonación, mayor esfuerzo se debe realizar para producir voz (típico de las voces patológicas).

Por ejemplo, se ha demostrado que la ingesta de agua y mucolíticos en pacientes con alteraciones de la voz produce una disminución del umbral de presión de la fonación y por lo tanto del esfuerzo vocal percibido. Por el contrario, la deshidratación de las cuerdas vocales (tanto sistémica como superficial) aumenta el umbral de presión de la fonación e incrementa la rigidez y la viscosidad de los tejidos. Esto produce un aumento en el esfuerzo fonatorio y el compormiso en la cualidad de la voz. De otra forma podríamos decir que hay una relación inversa entre la hidratación y el umbral de presión de la fonación. Por lo tanto, para mantener una producción fácil de la voz (sin esfuerzo), es necesario contar con propiedades viscoleasticas óptimas en las cuerdas vocales dadas por una correcta hidratación, tanto sistémica como superficial.

Estudios han demostrado que la respiración oral el reposo (ingreso de aire por via oral mientras no se está ni hablando ni cantando) aumenta significativamente el umbral de presión de la fonación confirmando que este mal hábito es nocivo para la fonación y la salud de la voz.
También se ha visto que existe una relación entre la viscosidad aumentada y la fatiga vocal. Varios estudios han reportado que una buena hidratación puede prolongar el tiempo de uso de la voz antes de que las personas sientan fatiga vocal. La hidratación junto con el reposo vocal reducen y retardan los efectos de la fatiga vocal.

Otro dato práctico es que se ha observado que la deshidratación aumenta el flujo promedio de aire durante la fonacion, es decir existe un aumento el umbral de flujo de la fonacion. Por otra parte, ciertos parámetros acústicos de la voz relacionados con la perturbación de la frecuencia (Jitter) se reducen a través de un aumento en la hidratación sistémica (ingesta de agua).
La deshidratación de las cuerdas vocales puede ser el resultado de cambios ambientales, cambios en el estado fisiológico del cuerpo, factores emocionales y también por el proceso normal de envejecimiento.

Para terminar, señalaré algunas medidas prácticas para mantener una adecuada hidratación de las cuerdas vocales (tanto interna como externa) y por ende mantener una voz sana:

1) Ingerir 2.5 litros de agua al día. Además se sugiere que en los profesionales de la voz esta cantidad debe ser aumentada antes de la actuación (ver video sobre hidratación laríngea en www.vozprofesional.cl)

1) Consumir frutas que contengan gran cantidad de agua también ayuda mantener una correcta hidratación (Ej: Melón, sandía, uva, pepinos, etc)

2) Evitar el tabaco, alcohol y cafeína ya que son agentes que pueden afectar la capa de mucus que cubre las cuerdas vocales y producir un aumento de la deshidratación.

3) Evitar ambientes secos producto de la excesiva calefacción, aire acondicionado o ambientes con humo de cigarro. Si eventualmente es imposible evitarlos, ingiera más agua de lo normal y también es recomendable utilizar humidificadores ambientales.

4) Se recomienda estar en ambientes humidificados y realizar inhalaciones directas de vapor de agua (vaporizaciones) (ver video sobre hidratación laríngea en www.vozprofesional.cl)

5) Consultar al médico Otorrinolringólogo sobre el uso de mucolíticos para manejar el contenido de agua y por ende la viscosidad y efecto de lubricación del mucus que cubre las cuerdas vocales. De esta forma aliviar o evitar los síntomas asociados con la sequedad y secreciones muy viscosas.

6) Durante la respiración en reposo (cuando no se está hablando ni cantando) ingrese siempre el aire por vía nasal, no por boca. La respiración oral produce deshidratación en las vías respiratorias.

7) Evitar el consumo de ciertos medicamentos que producen deshidratación de las mucosas, tales como: diuréticos, antihistamínicos, antitusígenos, antihipertensivos, medicamentos psicoactivos, corticoesteroides, algunos medicametos para controlar el reflujo gastroesofágico, descongestionantes y antidiarreicos.

Marco Guzmán
Fonoaudiólogo
Especialista en Vocologia, University of Iowa. USA
Académico Escuela de Fonoaudiología, Universidad de Chile
Vicepresidente Fundación Iberoamericana de Voz Cantada y Hablada (FIVCH)
www.vozprofesional.cl

1 comentario:

Técnica Vocal y Canto dijo...

Soy profesional de la voz. Cantante lírico, concretamente, y este artículo me parece excelente, pues se centra en una cuestión absolutamente primordial para el buen funcionamiento vocal, que frecuentemente es descuidada.
Es triste ver como nadie se olvida de tomar sus pastillas de química farmacológica y sin embargo sí olvida beber agua cuando, en muchos casos, lo segundo evitaría lo primero.
Gracias por la excelente exposición del asunto.
Un saludo